¿Cuánto invertir en Google Ads?

Una de las principales ventajas que Google expone para promocionar sus anuncios es que podemos invertir lo que queramos de acuerdo a nuestra capacidad económica. Pero, ¿realmente esto es así? La respuesta es que sí, podemos invertir lo que queramos en nuestras campañas de anuncios, pero esto no nos garantizará ningún resultado.

Si la inversión es muy baja, probablemente seamos poco competitivos y nuestros anuncios ni siquiera lleguen a mostrarse, haciéndose muy difícil conseguir resultados y/o generar leads. Por otro lado, que nuestra inversión sea muy alta no nos garantiza nada, ya que para conseguir resultados siempre es necesario que haya demanda de lo que ofrecemos (entendidas como búsquedas) y debemos buscar maximizar el rendimiento para lograr eficiencia.

Artículo recomendado: ¿Qué es Google Ads? [Guia completa]

Lo importante es que existe un punto de equilibrio a determinar, que si es sobrepasado probablemente terminemos invirtiendo bastante más para mejorar sólo un poco nuestros resultados, encareciendo nuestras campañas y dando lugar a campañas ineficientes. Este es un ejemplo de lo que en economía se conoce como ley de rendimientos decrecientes (WikiPedia). Así, como mucho de lo que hacemos, esto es una cuestión de equilibrio y de medir y analizar nuestras estrategias y sus resultados.

Entonces, ¿cuánto debo invertir en Google Ads?

Cuando invertimos en Google Ads y en forma general, nuestro objetivo es maximizar nuestra inversión y lograr el mayor beneficio posible. Obviamente que para determinar nuestra inversión debemos tener en claro cuáles son nuestros objetivos y cómo vamos a generar ingresos. Gracias a las herramientas que Google Ads nos provee podemos saber cuál es el CPC por cada keyword que pensamos usar, dándonos un primer approach a cuál puede ser la inversión para nuestra campaña y que resultados puede ofrecer.

En CHET siempre aconsejamos comenzar las campañas con un presupuesto inferior al que usaremos a largo plazo ya que esto nos permite, en primera instancia, testear y experimentar con la campaña y los resultados que arroja y tener unas primeras nociones sobre los costos y la rentabilidad, así como de los puntos a optimizar. Después de todo, no debemos olvidarnos que muchos factores influyen en el rendimiento de nuestra campaña y que este no será un proceso lineal. Asimismo, tampoco debemos olvidar que esto se trata de una inversión, que por más segura que pueda ser, siempre conlleva cierto grado de riesgo. Debido a esto aconsejamos arrancar tranquilo para reducir ese riesgo al mínimo posible, basándonos en el concepto económico de aversión al riesgo (WikiPedia). Así, una vez que entendemos cómo funciona la campaña, qué rinde según lo esperado y qué podemos optimizar, entendemos que hay lugar para aumentar el presupuesto de la campaña.

ACLARACIÓN: Si buscás un número siquiera estimativo sobre cuánto invertir, aquí no lo vas a encontrar. ¿Por qué? Porque para llegar a un número siquiera estimativo tenemos que ver una enorme cantidad de factores como el rubro, el contexto, la competencia, la configuración/optimización de la campaña, la estrategia elegida, la optimización de la página, de la temporada/estacionalidad y muchos otros detalles.

Ejemplos rápidos:

  • Un pequeño comercio (ejemplo: bar) que quiere publicitarse localmente en una pequeña ciudad (ejemplo: 50.000 habitantes) quizás invierta 150 dólares estadounidenses al mes (facturado en pesos).
  • Un ecommerce de perfumes (por ejemplo: Núbola ; Juleriaque ; Cortassa ; Raffe) que quiere publicitarse a nivel nacional (toda Argentina) y competir con grandes líderes del mercado quizás invierta 10.000 dólares estadounidenses al mes (facturado en pesos).

¿Más presupuesto en Google Ads equivale a mejor rendimiento?

NO. Lo que tenemos que entender sobre Google Ads es que el presupuesto es sólo un factor más entre muchos otros que van a influir en el rendimiento de una campaña. Por supuesto que es un factor fundamental ya que es lo que determina cuánto estamos dispuestos a invertir en la subasta para que nuestro anuncio se muestre, pero sabemos que la calidad y relevancia de los anuncios que mostramos tienen también un gran impacto en nuestra performance. Así, para mejorar el rendimiento de nuestras campañas y sus resultados, debemos enfocarnos no sólo en gastar lo necesario sino también en ofrecer anuncios y contenido relevante.

Aquí resulta indispensable hacer referencia al ​Quality Score y cómo afecta a nuestros anuncios y su posición en el resultado de las búsquedas. Como el propio Google lo explica, mayor calidad significa mejor ranking para nuestros anuncios. ​El ranking del anuncio se calcula cada vez que un usuario realiza una búsqueda que activa un anuncio que compite en una subasta. Este cálculo incluye la puja y las mediciones del CTR esperado en el momento de la subasta, la relevancia del anuncio y la experiencia en la página de destino, entre otros factores. Asimismo, la calidad del anuncio además de mejorar nuestra posición, reduce nuestro CPC real, disminuyendo nuestros costos. En resumen, los anuncios de mayor calidad normalmente tienen un menor coste, mejoran su posición y consiguen mejores resultados publicitarios.

De esto se desprende que mayor calidad y mayor optimización llevará a un rendimiento mucho mejor de nuestra campaña, obteniendo mejores resultados sin invertir de más. Es por esto que afirmamos que la cantidad que decidimos es importante pero también lo es trabajar minuciosamente sobre nuestra campaña para que rinda al máximo posible con nuestro presupuesto disponible.

Obviamente, nos será imposible competir sólo con calidad ante otros anunciantes que tengan un presupuesto mucho mayor al nuestro, por lo que es necesario entender también cómo funciona nuestra competencia y analizar sus estrategias. Si bien es imposible saber cuánto está invirtiendo el resto, Google Ads nos da herramientas para entender la performance de nuestros anuncios en relación a los de nuestra competencia, lo que también nos puede dar un insight ​sobre si nuestro presupuesto basta o es acotado.

Asimismo, si nuestro presupuesto es demasiado bajo, Google nos lo hará saber marcando nuestra campaña como “limitada por el presupuesto”. Esto significará que nuestros anuncios no se están mostrando todas las veces que podrían mostrarse debido a que nuestro presupuesto no es suficiente. Una vez más volvemos a conceptos de economía, ya que lo que sucede en este caso es que hay más demanda para nuestros anuncios que la oferta que podemos proveer.

Algunos consejos para invertir en Google Ads

Para resumir todo lo que venimos diciendo hasta acá, algunos consejos para tener en cuenta al momento de invertir en Google Ads.

    1. Siempre es mejor arrancar con un presupuesto menor al que podemos gastar, e ir aumentándolo poco a poco.
    2. Los cambios no son inmediatos: dar tiempo a que los cambios tengan impacto. Las campañas en fase de aprendizaje pueden tomar tiempo en funcionar correctamente, por lo que tenemos que dar tiempo a los cambios.
    3. Prestar atención a la calidad de nuestros anuncios, ya que eso puede hacer que nuestra inversión sea más rentable.
    4. Optimizar al máximo todo lo que podamos y testear, para poder conseguir mejores resultados.
    5. Prestar atención a nuestras métricas y dirigir nuestros esfuerzos en lo que está funcionando bien, para maximizar nuestros beneficios.
    6. Conocer tu negocio, tus costos, tus ventajas, tus limitaciones, tus objetivos y tus competidores.

El último consejo que podemos dar es confiar en los expertos. En lo que refiere a Google Ads, tenemos la suerte de que Google certifica a las personas que han tomado los cursos de Google Ads, lo que nos permite saber quién está capacitado. Tal vez tu campaña tiene un rendimiento decente y no quieras tener un gasto extra en una agencia que maneje tus anuncios, pero la realidad es que ellos pueden hacer que tu inversión en Ads sea mucho más rentable, elevando tu tasa de conversión y disminuyendo significativamente tu CPC y CPA, todo haciendo pequeños cambios. En muchas oportunidades, incluyendo las comisiones de la agencia por gestionar la campaña, el ROI igualmente aumenta.

Asimismo, si no tienes campañas actualmente, debes tener en cuenta que tener una campaña estable lleva horas y horas de análisis de datos y optimización de procesos. La información está para que lo puedas hacer, pero probablemente quieras invertir tu tiempo en decisiones claves de tu negocio y no tengas tanto tiempo para enfocarte en Google Ads.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *