¿Qué es el NEUROMARKETING?

En la actualidad un término que suele escucharse con suma frecuencia es el de “neurociencias”. Es común toparse con libros, artículos y hasta reportajes periodísticos con exponentes de este tópico. Sin embargo, lo que ya no es tan frecuente es la vinculación entre las neurociencias y el marketing, cuya fusión se conoce como neuromarketing.

¿Qué es el neuromarketing?

Neuromarketing es una palabra que refiere al estudio del comportamiento humano frente al consumo o, dicho de otro modo, es la psicología aplicada al marketing.

Además, uno de los puntos más interesantes que se encarga de investigar y comprender cuáles son los factores que intervienen en el proceso de compra de un usuario y cómo los mismos se pueden aprovechar a favor de una marca. Algunos  de los ítems sobre los que se apoyan sus teorías son la memoria, la percepción y la subjetividad, la atención, la toma de decisiones y el deseo/satisfacción del público, entre otros.

Neuromarketing

¿Para qué sirve el neuromarketing?

En principio, su máxima utilidad es la posibilidad de influir, mediante diferentes técnicas, en la decisión de compra de los clientes potenciales, aceitando así el proceso del embudo de ventas. Pero también trae importantes beneficios al momento de aplicar otro tipo de estrategias.

Ventas de usar neuromarketing en tu marca

Relación entre el neuromarketing y la omnicanalidad

Neuromarketing - Comportamiento del consumidor

La omnicanalidad es una estrategia de gestión mediante la cual un primer contacto con un cliente potencial se puede iniciar en un medio determinado y se concreta en otro, sin que este pasaje suponga una necesidad de reiniciar el proceso ni de repetir pasos ya dados anteriormente.

En el caso de las tiendas, es decir la manera de ofertar los productos y servicios que asume la empresa, se comprende como una propuesta omnicanal el hecho de vender de distintas formas: Online (e-commerce) o Física. En ambos casos, el neuromarketing se vuelve fundamental para detectar fallas en en catálogos, pasarelas de pago y etc.; pero también para lograr expandir los horizontes, empatizando con el público y orientando los contenidos hacia sus intereses y sentires.

Por ejemplo, una técnica muy común en supermercados en colocar productos relacionados en ciertas partes de las góndolas para que un cliente termine comprando otra cosa, además de lo que fue a buscar. Esto se adapta perfectamente al medio digital cuando al momento de navegar en una plataforma aparecen recuadros con sugerencias, tales como: “Otros clientes también consultaron por estos productos”.

Conclusiones del neuromarketing

Algunas conclusiones llaman poderosamente la atención al darnos cuenta de los tipos de compras efectúan las personas; pudiendo entender así nuestros  propios hábitos y comportamientos de consumo. Entre ellos, destacamos:

  • La mayor cantidad de compras se realizan por impulso, es decir casi de manera inconsciente. Ejemplo: Estar en una cola de pago y tomar productos ofrecidos en escaparates allí apostados.
  • Los productos o servicios que exigen un gran volumen de dinero para el pago desatan comportamientos más complejos, que tienen que ver con la reflexión, la investigación y la comparación.
  • Algunos productos se adquieren por descarte. Esto significa que el cliente decanta por dicho producto debido a una característica que, tras comparar, no encuentra en otras marcas. Por ejemplo: Un precio competitivo.
  • También es normal que los consumidores compren por costumbre. Ya conocen la eficacia de un producto, la trayectoria de una marca o casi no hay diferencia entre las distintas ofertas, ¿por qué, entonces, no habría de elegir como lo hace?
  • Lo gratis no siempre es lo más efectivo. Distintos experimentos sobre neuromarketing han demostrado que en diversas ocasiones lo gratuito no es lo más elegido por los usuarios y viceversa. Esto tiene estrecha relación con lo que se ofrezca, la calidad y la famosa diferencia entre “0,99 y 1.00”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *