¿Qué es el Engagement en Marketing?

Engagement es una palabra que solemos encontrar en todo material relacionado al marketing digital dirigido hacia redes sociales, sin embargo su definición entera es un poco más vasta.

¿Qué es el engagement en el marketing?

Engagement se traduce del inglés como “compromiso” y, en efecto, su entero significado radica en esta cuestión. Para ser más exactos, engagement dentro del marketing refiere al compromiso que se construye con el público en ambas direcciones, es decir que exige reciprocidad con respecto a una marca o producto en particular. Esto engloba tanto el nivel de fidelidad como la participación dentro de la comunidad y la interacción, en las redes sociales y a través de otros medios digitales (aplicaciones, e-mail, etc.).

¿Por qué es tan importante tener un engagement alto?

El engagement, en principio, está muy relacionado al marketing conversacional, ya que se nutre en gran parte por la instantaneidad de las redes sociales, pues estas plataformas son el hábitat ideal (aunque no el único) para crear, fortalecer y fidelizar comunidades. Además, es una pieza fundamental en el inbound marketing. No olvides que una marca bien posicionada y con engagement (compromiso mutuo) es una marca que cuenta con un valor agregado.

  • El engagement determina qué tan interesado está tu cliente potencial en lo que tienes para decir
  • Las interacciones que un potencial cliente tiene con tu marca pueden establecer parámetros que lo ingresen naturalmente al embudo de ventas o en una campaña de remarketing
  • Tener engagement de calidad incentiva a otros usuarios a interactuar con la marca, pues inspira confianza y eleva la reputación

Por qué es tan importante tener un engagement alto

¿Cómo medir el engagement?

Una fase de suma importancia en toda estrategia de marketing es el análisis de estadísticas durante y después de ejecutar las campañas. En esta instancia es que surge la pregunta cómo se mide el engagement, siendo un factor tan imprescindible dentro del desempeño de las redes sociales.

En primera instancia, la manera en que midamos el engagement dependerá de las métricas y marcadores que elijamos para hacerlo. Si nos enfocamos en las redes sociales, el análisis se clarifica mucho más, pues se tienen en cuenta el número de visualizaciones, los clics, los comentarios, reacciones, tiempo de permanencia y compartidas, según corresponda.

Es importante tener presente que cada red social tiene sus propios contabilizadores y que éstos se diferencian de acuerdo al material que se comparta (publicaciones convencionales, historias, imágenes, videos). Además, siguiendo esta línea, no todas las piezas de difusión tendrán la misma relevancia. Por ejemplo, una historia exitosa en Instagram no será directamente comparable con una historia en Facebook.

Fórmulas para calcular el porcentaje de engagement

Si te es mejor analizar las estadísticas con datos más duros, te recomendamos la siguiente fórmula. Con ella obtendrás un porcentaje y a partir del mismo, podrás establecer cuadros comparativos en períodos establecidos de tiempo.

El resultado de esta fórmula, que sólo es a modo de ejemplo, da como resultado un 3,33% de engagement con respecto a esa publicación ficticia.

Otra fórmula más sencilla para calcular rápidamente el nivel de engagement es dividir las interacciones totales por el total de seguidores y multiplicar por 100%. Si los datos fueran los mismos que en el primer ejemplo y tuviéramos 2000 seguidores totales, el resultado sería 2%.

¿Cómo generar y mejorar el engagement digital?

Si algo está claro, es que el objetivo máximo es aumentar el engagement período tras período, ya que esto impactará positivamente en otras métricas, como las ventas.

Cómo generar y mejorar el engagement digital

  • ADAPTACIÓN DE LOS SITIOS: Ya sean blogs o se utilicen otras plataformas, todos los sitios deben estar perfectamente combinados con las redes sociales. Por ejemplo, incluir los perfiles sociales como modo de registro, botones para compartir más rápidamente los contenidos, cajas de comentarios habilitadas.
  • INTERACCIÓN Y DIÁLOGO: Es importante que la marca (el community manager, en el caso de las redes sociales) interactúe constantemente con los usuarios. Esto se encuentra ligado con los beneficios del marketing conversacional.
  • MARKETING DE CONTENIDOS: Es simple. Si los contenidos son de calidad, el público tenderá a guardarlos, compartirlos y recomendarlos. Además, el valor, originalidad y practicidad reales de dichos contenidos impulsan el lead nurturing.
  • CALL TO ACTION: Incluir en el momento oportuno una llamada a la acción puede incentivar a los usuarios a realizar una acción más con respecto al material. Por ejemplo, suscribirse, lo cual ya sería un lead.
  • FRECUENCIA/CALENDARIO: Lo más recomendable en esta línea es armarse un calendario de publicaciones en las distintas fuentes que se usen para habituar al público objetivo a ver nuestros contenidos en determinados horarios o días.
  • E-MAIL MARKETING: Utilizar esta herramienta sin abusar de ella puede ser un plus en cuanto al engagement, planes de remarketing y demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *